Imprimir

dátiles - propiedades

Dátiles - Propiedades

Dátiles - Propiedades

Los dátiles, al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene esta fruta ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

 

Efectos sobre el organismo

El dátil, fruto de la palmera, tiene un gran valor nutritivo. Su pulpa es rica en Sustancias azucaradas: glucosa, levulosa y sacarosa. Estos azúcares naturales son más sanos y nutritivos que el azúcar industrial. Y aun cuando se ha dicho que el dátil es indigesto, es la más digerible entre las frutas que desarrollan alto número de calorías. Esto se debe a que la presencia de la vitamina B facilita la asimilación de dichos azúcares.

Contiene, además, otras vitaminas, como la A y la D, que favorecen el crecimiento y el desarrollo, tienen propiedades antiinfecciosas y facilitan la fijación del calcio. Posee también vitaminas Bl, B2 Y PP, antineuriticas y antipelagra. Su riqueza en minerales aumenta su importancia nutritiva.

 

Cien gramos de dátiles satisfacen las necesidades diarias de hierro. Es una de las primeras frutas en cuanto a su contenido en fósforo y su riqueza en calcio es también muy elevada; estos dos minerales favorecen el crecimiento. En cuanto a su contenido en magnesio, es un alimento muy notable. Esta riqueza se explica por la alta concentración de magnesio en las aguas subterráneas que irrigan los palmerales.

 

Como la ausencia de cáncer en la población de los oasis ha sido demostrada, es ésta una constatación de gran interés. Los dátiles son considerados, pues, como un alimento tónico muscular y nervioso y como un preventivo contra el envejecimiento y el cáncer.

 

Quién debe comerlos Los dátiles

Se hallan indicados en el embarazo y en el crecimiento. Son recomendables, por tanto, para los niños, sobre todo adolescentes, para los cuales constituye una golosina y un postre excelente.

También deben comerlos los deportistas, sobre todo los alpinistas y los trabajadores que hacen gran esfuerzo físico. Es un buen alimento en casos de insuficiencia renal en los que conviene reducir el aporte proteico o cuando es necesario un régimen alcalino. Finalmente, son buenos para convalecientes, personas muy débiles, anémicas y en los estados de desmineralización, tuberculosis, astenia física o intelectual, etc.

 

Información nutricional por 100 gr.

Calorías 289,45 kcal.
Grasa 0,45 g.
Colesterol 0 mg.
Sodio 8 mg.
Carbohidratos 65,10 g.
Fibra 8,70 g.
Azúcares 65,10 g.
Proteínas 1,88 g.
Vitamina A 5,67 ug. Vitamina C 3 mg.
Vitamina B12 0 ug. Calcio 63 mg.
Hierro 1,90 mg. Vitamina B3 2,32 mg.