Imprimir

Garbanzos - Propiedades

Garbanzos - Propiedades

Garbanzos - Propiedades

Gran fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales. Destaca por su contenido en Zinc, potasio y hierro.  Los garbanzos se utilizan en muchos platos tradicionales en el Oriente y Oriente Medio. Son versátiles y se pueden cocinar de varias formas, aunque hay que tener en cuenta que los garbanzos pueden causar graves reacciones alérgicas en ciertas personas.

Los garbanzos se utilizan en muchos platos tradicionales en el Oriente y Oriente Medio. Son grandes fuentes de proteínas y de fibra y son ricos en vitaminas y minerales. Son versátiles y se pueden cocinar de varias formas, aunque hay que tener en cuenta que los garbanzos pueden causar graves reacciones alérgicas en ciertas personas.

 

Son de color canela y se asemejan a grandes granos de maíz. Según Elements 4 Health, los garbanzos son originarios de Persia y fueron considerados un alimento básico para los griegos y los romanos. Estos granos se venden tanto secos como enlatados o tostados y también se pueden comprar ya preparados en forma de humus.

 

Información nutricional

 

Los garbanzos contienen una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales. Una ración de 100 g de garbanzos cocidos sin sal contiene 27,42 g de carbohidratos, lo que ayuda a crear energía, 7,6 g de fibra dietética que es buena para la salud cardiaca y para un sistema digestivo saludable, 2,59 g de grasas y 8,86 g de proteínas. Los garbanzos también contienen vitamina A, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B6, folato, vitamina C, vitamina E y vitamina K. Los minerales contenidos en los garbanzos son calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc.

 

Nutrientes de los garbanzos

 

Entre las propiedades nutricionales de los garbanzos cabe también destacar que tiene los siguientes nutrientes: 20,80 g. de proteínas, 143 mg. de calcio, 1,50 mg. de yodo, 44,30 g. de carbohidratos, 25 mg. de sodio, 33 ug. de vitamina A, 0,45 mg. de vitamina B1, 0,14 mg. de vitamina B2, 4,57 mg. de vitamina B3, 1,30 ug. de vitamina B5, 0,55 mg. de vitamina B6, 0 ug. de vitamina B7, 0 ug. de vitamina B12, 4,10 mg. de vitamina C, 0 ug. de vitamina D, 0,82 mg. de vitamina E, 332 mg. de fósforo, 341 kcal. de calorías, 5,50 g. de grasa, 2,40 g. de azúcar y 109 mg. de purinas.

 

Este alimento es muy alto en nutrientes. Además de los mencionados anteriormente, los garbanzos es también un alimento muy rico en zinc (3,43 mg. cada 100 g.) y potasio (875 mg. cada 100 g.), fibra (15,50 g. cada 100 g.) y hierro (6,80 mg. cada 100 g.).

 

Reducen el colesterol y promueven la salud digestiva.

 

Los garbanzos contienen fibra dietética, que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

La fibra dietética de los garbanzos también aumenta el peso y en el tamaño de las heces y las ablanda. Si padeces diarrea, comer una dieta alta en fibra puede ayudarte a fortalecer el intestino y a hacer más fácil el camino de las heces. La fibra dietética ayuda a prevenir las hemorroides.

 

Beneficios de los garbanzos

 

Su alto contenido en hierro hace que los garbanzos ayude a evitar la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro. Debido a la cantidad de hierro que aporta este alimento, hace que este sea un alimento recomendado para personas que practican deportes intensos ya que estas personas tienen un grán desgaste de este mineral.

 

Al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene este alimento ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

 

El alto contenido en zinc de los garbanzos facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. Contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

 

Tomar garbanzos, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como este alimento, también ayuda a controlar la obesidad. Además es recomendable para mejorar el control de la glucemia en personas con diabetes, reducir el colesterol y prevenir el cáncer de colon.

 

El ácido fólico o vitamina B9 de los garbanzos, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Este alimento también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcólicas o fumadores, pues estos hábitos, ocasionan una mala absorción del ácido fólico.

 

El elevado contenido de vitamina K en este alimento hace que tomar los garbanzos sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

 

Tabla de información Nutricional

Comestible: 100 %
Energía: 341,00 Kcal.
Carbohidratos: 44,30 g.
       de los cuales azúcares 2,40 g.
Proteinas: 20,80 g.
Grasas 5,5 g.
Colesterol 0 g.
Vitamina A 33 ug.
Vitamina C 4,1 mg.
Vitamina B12 0 ug.
Fibra 15,5 g.
Sodio 25 mg.
Hierro 6,8 mg.
Fósforo 590 mg.
Calcio 143 mg.
Magnesio 190 mg.

Fuente: alimentos.org.es